Tengo guardados los besos y los abrazos…

En nuestro Centro Ocupacional El Cristo Roto siguen siendo bonitos los días y bonitas las noches porque nuestro amor y nuestra sonrisa permanecen ante la adversidad. Nuestros corazones se hacen cada día un poco más grandes porque guardamos en ellos todos los besos y los abrazos que nacen en la distancia al pensar en nuestros seres queridos, y en el día a día con las personas que tenemos a nuestro lado.
Desde la ventana de nuestro Centro Ocupacional os lanzamos miles de besos y miles de abrazos colmados de ánimo, de ilusión y de amor para seguir sonriendo a la vida.

Deja un comentario