Brillante clausura del II Curso de Técnico en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, organizado por la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón

Un total de catorce alumnos han obtenido su título, homologado por el Ministerio de Empleo del Gobierno de España

Obras Cristianas es la única institución de toda la provincia que ofrece y costea esta formación en 2017, que imparte en su Centro Rabonni Jesús

El salón de actos de la Residencia de Mayores Jesús de Nazaret, de la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón, ha acogido el acto oficial de clausura del II Curso de Técnico en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales y que, desde el pasado mes de diciembre, se ha venido impartiendo en el Centro de Formación Rabonni Jesús de dicha asociación olontense. Un curso, por cierto, cuyo título está homologado oficialmente por el Ministerio de Empleo del Gobierno de España.
Un total de catorce alumnos se han estado formando de manera activa e intensa en el mencionado Centro Rabonni Jesús bajo la tutela de nueve profesores de Obras Cristianas, formación que les permitirá poder seguir desempeñando -o volver a hacerlo- su trabajo de asistencia y servicio a las personas necesitadas, siendo la institución olontense la única de toda la provincia que ofrece y costea de sus propios recursos el curso que acaba de finalizar.

El Padre Diego Suárez Mora, presidente de Obras Cristianas, fue la persona encargada de abrir el acto, agradeciendo a todos los presentes su asistencia, para a continuación reseñar los 40 años de servicio y entrega a las personas necesitadas -mayores, discapacitados y niños- de la entidad presidida por él. Destacó el presidente el esfuerzo de los alumnos ahora graduados, al tiempo que subrayaba que “la educación de los trabajadores es la mejor inversión que Obras Cristianas puede hacer”, pues esa mejora “en cada uno de vosotros aquí presentes hoy se reflejará mañana en vuestra labor a favor de los más humildes”.

A continuación el Padre Diego Suárez presentaba al médico y doctor en Psicología Cristóbal Gangoso, invitado a este acto de clausura por la Asociación de Obras Cristianas. Gangoso, quien también fuera docente en la Universidad de Huelva, habló de “las vibraciones interesantes” que le generaba Obras Cristianas, “una organización de hombres y mujeres comprometidos que harán maravillas en su trabajo y que no deben sentir ningún tipo de complejo ante nadie”, comentando que “todos los trabajadores, todas las personas, independientemente de la tarea que realicen, tienen que mantener el interés en formarse permanentemente”.
El Padre Diego Suárez hizo nuevamente uso de la palabra, señalando que “detrás de cada trabajador de Obras Cristianas no hay una nómina, sino una vida”, manifestando que su objetivo personal y la indicación que da siempre a los responsables de cada uno de los centros de la asociación es que los trabajadores sean felices: “Hagan feliz al trabajador”, subrayó. Algo que es “sencillo” porque nuestros trabajadores “disfrutan con la tarea que desarrollan en su día a día”.
Llegado el turno de los alumnos que obtenían su título de Técnico en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes, fue Rafael Gómez quien intervino en nombre de todos los graduados, destacando la tarea, “impagable” de los profesores del curso, a quienes calificó de gente extraordinariamente profesional y, encima, con corazón”, agradeciendo en nombre de todos al padre Diego Suárez Mora y a Luis Carlos Sáenz de la Torre, gerente de Obras Cristianas de Gibraleón, el haber podido hacer ese curso, “pues sin él no nos hubiera sido posible continuar desempeñando nuestro trabajo”, para finalizar volviendo sobre la figura del presidente de la asociación, “porque el padre Diego Suárez Mora, como los buenos padres, como hacen los buenos padres, siempre se encuentra ahí en los malos momentos”.
Tras unas emotivas y singularísimas palabras de otra de las diplomadas, María del Carmen de las Torres, quien agradeció vivamente la posibilidad de haber podido hacer el curso ahora clausurado, “porque, literalmente, me ha dado vida con mayúsculas”, fue el momento de que hablaran los profesores, quienes lo hicieron en la persona de Heliodora Alfonso, psicóloga y docente. Felicitó a todos los alumnos graduados, así como a la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón, “porque es una entidad que no dejar de crecer en positivo, siempre hacia delante”.
Jesús Mora, vicepresidente de Obras Cristianas, dijo “sentir un gran orgullo” por el equipo de “extraordinarios y entregados profesionales” que ha sido capaz de formar a esta segunda promoción de Técnicos en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes, subrayando que a Obras Cristianas “nos distingue el hecho de que tenemos, sentimos y vivimos el amor a Dios en nuestros semejantes necesitados”.
Llegó el momento de la Gerencia de la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón, a cuyo frente se encuentra Luis Carlos Sáenz de la Torre, quien, en unas palabras no faltas de gran calado emotivo, manifestó que se trataba de un día “para sentirse orgullosos”, haciendo hincapié en el hecho de que “somos la única institución de toda la provincia que ofrece esta formación y, además, la costea de sus propios recursos, en un proceso de formación continua de calidad de sus trabajadores”, pidiéndole a los nuevos diplomados que “asuman la autoridad desde su trabajo”, así como que “no pierdan ustedes el horizonte de que nos levantamos cada día para servir a nuestro semejante necesitado”, y finalizando su intervención con el agradecimiento a los directores de los diferentes centros de Obras Cristianas por su “disposición absoluta para colaborar en todo lo necesario con el desarrollo de este II Curso Curso de Técnico en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales”.
Llegados a este punto se procedió al acto en sí de imposición de banda y entrega de orla y diploma a los catorce alumnos del curso ahora finalizado, tras lo cual llegó el momento final con la intervención del Padre Diego Suárez Mora, presidente de la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón, quien en sus palabras quiso recordar “que supone mucho dolor saber que hay personas, muchas más de las que somos capaces de ver o suponer, que no disfrutan como nosotros”, destacando que todos somos iguales y cada persona debería ver respetada, íntegra y totalmente, su dignidad”, para acabar dirigiéndose de manera especial a los graduados con las palabras de Jesús de Nazaret , recogidas en Mateo, 25 -‘os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis’-, porque “ahora que sois jóvenes -dijo el Padre Diego Suárez- es la edad y el momento de entregarse y ser feliz en el servicio al prójimo”.
El canto del ‘Gaudeamus Igitur’, con todos los presentes en pie, puso el broche de oro al acto oficial de clausura del II Curso de Técnico en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, de la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón.

 

——————————————————————————————————————————————————————————————

————————————————————————————————————————————————————————————————

 

1 comentario en “Brillante clausura del II Curso de Técnico en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, organizado por la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón

Deja un comentario

RECIBE EN TU EMAIL - Las últimas noticias de la Asociacíon  
x

Siempre al servicio del necesitado

SUSCRIBETE A 

OBRAS CRISTIANAS

  • Recibirás en tu correo las últimas noticias.
  • Te enviaremos newsletter periodicamente.
  • Estarás informado de todo, en todo momento
x
A %d blogueros les gusta esto: